Home EVANGELIO Viernes 10º Tiempo Ordinario 14-06-2019

Viernes 10º Tiempo Ordinario 14-06-2019

82
0

“Todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo”

Evangelio según S. Mateo 5, 27-32

Dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído el mandamiento “No cometerás adulterio”. Pero yo os digo: todo el que mira a una mujer deseándola, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho te induce a pecar, sácatelo y tíralo. Más te vale perder un miembro que ser echado entero en la “gehenna”. Si tu mano derecha te induce a pecar, córtatela y tírala, porque más te vale perder un miembro que ir a parar entero a la “gehenna”. Se dijo: “El que repudie a su mujer, que le dé acta de repudio”. Pero yo os digo: si uno repudia a su mujer –no hablo de unión ilegítima- la induce a cometer adulterio, y el que se casa con la repudiada comete adulterio».

 

Meditación sobre el Evangelio

E n el nuevo reino, toda ley se recapitula en la caridad. Los que no poseen la caridad, necesitan multitud de preceptos que los sujeten y coarten, pues están fuera del reino cristiano, en otro régimen.Es un reino que no conquista por armas, sino por la verdad y el amor; que no ambiciona abusar y someter, sino causar dicha a todos y mejorarlos. Un reino, no solamente para la felicidad de la vida venidera, sino, en lo posible, para la felicidad de la presente.Esa única ley del amor no les viene por imposición de fuera, sino es una ley metafórica, puesto que es un impulso que los rige vitalmente desde dentro, una fluencia de amor que constantemente les mana. De ahí el hombre nuevo, diametralmente opuesto a los apetitos de la carne, es decir, de la naturaleza viciada desde su origen; naturaleza separada del amor y enquistada en el egoísmo.

Lo que vale es el corazón. Quien no cometió el adulterio, pero su corazón se puso a ello, ése ha cometido adulterio; su corazón abandona la caridad cuando despreocupado de voluntad y derecho del otro, piensa sólo en solaz y gusto propio.«Arráncate el ojo»: Expresiones enérgicas suyas para aconsejarnos soluciones enérgicas nuestras. Cuanto es tropiezo para caer contra la caridad, quítatelo del paso; dinero, colocación, amigo, noviazgo… Por mucho que te cueste quítatelo. Este o aquel hombre, este o aquel sitio te esfuma la caridad, te vacía el alma o la endurece, abandónalo, sustitúyelo; pierde, si es preciso, dinero, posición, novia…. por mantener la caridad en sus diversas formas. Una forma de la que ha tomado pie para la recomendación, es esta de respeto a la posesión de otro, en lo más apreciado del hombre y codiciable, que es la mujer.

Para el amor de todos se fundó el amor de algunos con lazos particulares; así fue el matrimonio. Para el amor del matrimonio dispuso Jesús que no haya disolución: siempre los dos, nunca con otro. Quien va con otro, traiciona al amor, que debe ser perpetuo.«Excepto es caso de fornicación». Cuando la esposa cae alguna vez, es de la caridad perdonar y olvidar. Cuando fuese pronta a caer en otros brazos, ya no valía la pena mantener la convivencia; parecería el esposo consentir, y en todo caso era imposible una convivencia de amor, porque uno lo trae escarnecido.

En tal caso se puede despedir al cónyuge. (La Iglesia enseña que, a pesar de la despedida, continúa inválido un nuevo matrimonio).

(82)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons