Home ACTUALIDAD Capítulo 6-1ª Parte ‘Conociendo las Escrituras’: Los Patriarcas

Capítulo 6-1ª Parte ‘Conociendo las Escrituras’: Los Patriarcas

568
0

Os presentamos un capítulo más de la serie de videos donde nos acercamos de una manera didáctica a las enseñanzas que nos ofrece la Biblia, de la mano de Beatriz Ozores. Este programa está dedicado a Los Patriarcas.

 

Comienza a cumplirse la promesa de la tierra que Dios le hace a Abrahán: al adquirir en propiedad un sepulcro y una tierra, Abrahán deja de ser un mero forastero residente y adquiere derechos sobre este país (la vida eterna comienza en la Tierra). Abrahán dio sepultura a Sara, su mujer, en la cueva del campo de Macpelá, con la cueva que hay en él, pasó de ser propiedad sepulcral de Abrahán, adquirida a los hititas. (Génesis 23, 19-20)

Aquí mismo serán enterrados también Abrahán, Isaac, Rebeca, Lía y Jacob. Por eso este lugar pasó a ser para los israelitas un signo de que ésta era su tierra, incluso durante su permanencia en Egipto. Actualmente una mezquita ocupa el lugar que la tradición asigna a la tumba de los patriarcas, venerada por judíos, cristianos y musulmanes. Abrahán antes de morir se preocupa de buscar una buena esposa a Isaac, una esposa que esté a la altura de ser depositaria ella también de la promesa de Dios. La residencia de Isaac y de Abrahán no parece que sea ya Mambré sino más al sur, en el desierto del Négueb. Abrahán era anciano, entrado en años, y el Señor le había bendecido en todo. Abrahán dijo al siervo más viejo de su casa, el que administraba todo cuanto tenía: Pon tu mano bajo mi muslo, que te voy a hacer jurar por el Señor, Dios del cielo y Dios de la tierra, que no buscarás para mi hijo una esposa de las hijas de los cananeos entre los que habito, sino que irás a mi tierra, a mi patria, y buscarás un hijo para mi hijo Isaax. (Génesis 24,1-4)

Como hemos dicho, la decisión de Abrahám con respecto a la futura esposa de Isaac pone de relieve la importancia de la esposa para mantener la fe del marido y del hogar. Comenta San Ambrosio que con «frecuencia, las seducciones de la mujer engañan incluso a los maridos más fuertes y les hacen alejarse de la religión. Pues lo primero que se debe buscar en la unión conyugal es la religión. Aprende, por tanto, lo que ha de buscarse en la mujer: Abrahán no buscó oro, ni plata, ni posesiones, sino el don de un buen corazón».

El siervo se pone en camino y llega a Jarán. Allí espera junto al pozo, donde las mujeres acudían a coger agua. Al atardecer, cuando salen las mujeres a coger agua, hizo arrodillar a los camellos fuera de la ciudad junto al pozo de agua. Y dijo: Señor, Dios de amo Abrahán, te ruego que me asistas hoy, y uses misericordia con mi amo Abrahán. Voy a quedarme junto a la fuente del agua, y cuando las hijas de la fuente de la ciudad salgan a sacar agua, entonces, la joven a la que le diga: Inclina tu cántaro por favor, para que pueda beber, y ella me responda: Bebe, y además, voy a abrevar a tus camellos, ésa has destinado para tu siervo Isaac. Así conoceré que has usado misericordia con mi amo. (Génesis 24,11-14)

 

¡No te pierdas el programa completo!

 

Síguenos en:
Facebook: https://www.facebook.com/matermunditv/
Twitter: https://twitter.com/TvMater

 

(568)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons