Home ACTUALIDAD El Papa hace balance de su viaje a Rumanía, donde la Iglesia “es viva y activa”

El Papa hace balance de su viaje a Rumanía, donde la Iglesia “es viva y activa”

El Papa hace balance de su viaje a Rumanía, donde la Iglesia “es viva y activa”
40
0

(ACI) El Papa Francisco repasó su reciente viaje apostólico a Rumanía y destacó que la comunidad católica rumana, tanto la griega como la latina “es viva y activa”.

El Pontífice dedicó su catequesis de este miércoles 5 de junio, durante la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano, a hacer balance de su estancia en Rumanía del 31 de mayo al 2 de junio.

El Santo Padre señaló que, como anunciaba el lema del viaje, “he exhortado a ‘caminar juntos’. Y mi alegría ha sido poder hacerlo no a lo lejos, o desde lo alto, sino caminando yo mismo en medio del pueblo rumano, como peregrino en su tierra”.

“Los diferentes encuentros han evidenciado el valor y la exigencia de caminar juntos tanto entre los cristianos, en el plano de la fe y de la caridad, como entre los ciudadanos, en el plano del compromiso civil”, explicó Francisco.

Indicó que, “como cristianos, tenemos la gracia de vivir un período de relaciones fraternas entre las diversas Iglesias”. Recordó que “en Rumanía la mayor parte de los fieles pertenecen a la Iglesia Ortodoxa guiada actualmente por el Patriara Daniel”.

Defendió que “la unión entre los cristianos, aunque incompleta, está basada en un único Bautismo y está sellada por la sangre y el sufrimiento padecido juntos en los tiempos oscuros de la persecución, en particular en el siglo pasado bajo el régimen ateo”.

“Con el Patriarca y el Santo Sínodo de la iglesia ortodoxa rumana hemos tenido un encuentro muy cordial en el que se ha reafirmado la voluntad de la iglesia católica de caminar juntos en la memoria reconciliada y hacia una unidad más plena que el mismo pueblo rumano invocó proféticamente durante la visita de San Juan Pablo II”.

El Papa Francisco hizo hincapié en esta “importante dimensión ecuménica del viaje” que “se culminó con el rezo solemne del Padre Nuestro en la nueva e imponente catedral ortodoxa de Bucarest”. “Fue un momento de fuerte valor simbólico, porque el Padre Nuestro es la oración cristiana por excelencia, patrimonio común de todos los bautizados”. En ese sentido, “hemos manifestado que la unidad no elimina la legítima diversidad”.

Sobre los eventos celebrados junto a la comunidad católica, señaló que “hemos celebrado tres liturgias eucarísticas. La primera en la catedral de Bucares, el 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Virgen maría, icono de la Iglesia en camino en la fe y en la caridad”.

“La segunda en el Santuario de Sumuleu Cius, meta de muchísimos peregrinos. Allí. La Santa Madre de Dios acoge al pueblo fiel en variedad de lenguas, de culturas y de tradiciones”. Y la tercera liturgia “fue la Divina Liturgiia en Blaj, centro de la Iglesia greco-católica en Rumanía, con la Beatificación de siete Obispos mártires greco-católicos, testigos de la libertad y de la misericordia del Evangelio”.

El Papa Francisco subrayó que “particularmente intenso y festivo fue el encuentro con los jóvenes y las familias, que tuvo lugar en Iasi, antigua ciudad e importante centro cultural, puente entre occidente y oriente. Un lugar que invita a abrir caminos sobre los que caminar juntos en la riqueza de la diversidad, en una libertad que no corte las raíces, sino que las traza de forma creativa”.

Por último, recordó “la visita a la comunidad ‘rom’ de Blaj. En aquella ciudad los ‘rom’ son muy numerosos, y por ello he querido saludarlos y renovar el llamado contra toda discriminación y por el respeto de las personas de cualquier étnica, lengua y religión”.

(40)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons