Home NOTICIAS Los dos consejos del Papa Francisco para vivir mejor la Cuaresma

Los dos consejos del Papa Francisco para vivir mejor la Cuaresma

Los dos consejos del Papa Francisco para vivir mejor la Cuaresma
153
0

(ACI) El Papa Francisco ofreció dos consejos concretos para vivir mejor esta Cuaresma. Lo dijo al finalizar su audiencia general del miércoles 3 de abril realizada en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

Después de su catequesis en italiano, el Santo Padre propuso a los fieles de lengua alemana acudir al Sacramento de la Reconciliación para ser “servidores de esperanza”.

“Dejémonos transformar por la misericordia del Padre, recibiendo en esta Cuaresma su perdón en el Sacramento de la Confesión. Así seremos servidores de la esperanza que es Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros los hombres. Que el Espíritu Santo los llene con su fuerza y su alegría”, exclamó el Papa.

Además, el Pontífice animó a practicar las obras de misericordia en su saludo a los peregrinos de lengua italiana y dijo que espera que “la Cuaresma que estamos viviendo favorezca el acercamiento a Dios”.

La Cuaresma “es un tiempo valioso para redescubrir la importancia de la fe en la vida cotidiana, la cual, vivida a través del ejercicio de las obras de misericordia, reanima en nosotros el Amor del Padre y nos hace más conscientes de las necesidades de quien está necesitado”, explicó el Papa.

El pasado viernes 29 de marzo, el Santo Padre participó en la iniciativa “24 horas para el Señor” en la Basílica de San Pedro en donde, como ya es tradición, se confesó y después administró el Sacramento de la Reconciliación.

Durante su predicación, el Pontífice destacó que en la Confesión vivimos un encuentro de salvación “nosotros, con nuestras miserias y nuestro pecado; el Señor, que nos conoce, nos ama y nos libera del mal”, por lo que animó a entrar en este encuentro, pidiendo la gracia de redescubrirlo.

Además, el Papa señaló que es importante “recordar el perdón de Dios, recordar la ternura, volver a gustar la paz y la libertad que hemos experimentado. Porque este es el corazón de la confesión: no los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos”.

(153)

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons