Home VIDEOS Cine Cine con valores: 5 películas si estáis pensando en adoptar

Cine con valores: 5 películas si estáis pensando en adoptar

Cine con valores: 5 películas si estáis pensando en adoptar
327
0

(Cinemanet) Un hijo siempre será un hijo, sea biológico o adoptado. En esta línea, la adopción es la posibilidad que se ofrece a un niño concreto de disfrutar de un ambiente familiar del que carece. La educación y el cariño son derechos irrenunciables de este nuevo hijo o hija, y para prepararos si estáis pensando en adoptar, aquí van cinco películas que arrojan algo de luz:

La pequeña Lola

En La pequeña Lola, de Bertrand Tavernier, Pierre y Géraldine son una joven pareja que ha viajado a Camboya con la ilusión de adoptar a un niño, ya que no pueden tener hijos. Allí se encuentran con una auténtica travesía por el desierto, enfrentados a la corrupción, el hastío, las inclemencias del tiempo o la crisis matrimonial.

No es una película realista ni pretende levantar acta sobre el proceso de adopción, pero sí aborda con indudable fuerza y veracidad muchos de los elementos -difíciles y gozosos- que hay en esta experiencia. Una película donde, finalmente, el cariño, la renovación y la entrega personal se abren camino.


Verano 1993

Frida es una niña de seis años que afronta el primer verano de su vida con su nueva familia adoptiva tras la muerte de su madre. Lejos de su entorno cercano, en pleno campo, la niña deberá adaptarse a su nueva vida. Es -en palabras de nuestra colaboradora Mª Ángeles Almacellas– una película preciosa, que llega al corazón, y que da que pensar sobre la necesidad de paciencia con el que sufre.

No «paciencia» como «aguante», sino como voluntad de adaptarse a los ritmos de maduración. A un niño tan herido como la pequeña Frida hay que darle amor sin límites, abrirle los brazos y el corazón sin condiciones, estrecharlo con fuerza y acariciarlo con ternura para que rompa a llorar por fin: la forma sana de que sangre su herida y pueda empezar a cicatrizar.

  • Puedes leer nuestra crítica completa aquí: Crítica de Verano 1993
  • Puedes encontrar esta película en DVD, y a partir del 20 de enero estará disponible online en Filmin.

No se aceptan devoluciones

Valentín es un soltero mujeriego de Acapulco que tiene pánico al compromiso. Un buen día, una mujer de su olvidado pasado, Julie, llama a su puerta y le deja un bebé, argumentando que esa niña la engendró él. Desbordado por la imprevista crianza de Maggie, Valentín tendrá que rehacer su vida y reinventarse a sí mismo, en una aventura de maduración que le deparará grandes y definitivas sorpresas.

No se aceptan devoluciones es, como apunta Juan Orellana, la clásica historia de maduración de un cuarentón con síndrome de Peter Pan. Lo más interesante, sin embargo, es que el proceso se realiza a través del descubrimiento de la paternidad. Valentín no sólo descubre el valor de ser padre: reelabora la paternidad que su progenitor tuvo hacia él, y de la que ahora sabe sacar provecho.


Kung Fu Panda 2

En Kung Fu Panda 2, Po está ahora viviendo su sueño como el Guerrero del Dragón, protegiendo el Valle de la Paz junto a sus amigos y sus compañeros maestros del kung fu, Los Cinco Furiosos. Pero su nueva e impresionante vida se encuentra amenazada por la aparición de un villano formidable, Lord Shen.

Con esta premisa, se desarrolla un guion que subraya asuntos como el perdón y la aceptación como fuentes de paz interior: un factor esencial para centrarse en la vida presente. Asimismo, la película apunta a la filiación real que hay en la adopción de hijos y alaba el sacrificio y generosidad del amor paterno.


La vergüenza

La vergüenza cuenta una historia desgraciadamente muy real: la de un niño inmigrante que va de familia de acogida a Centro de Acogida sucesivas veces ya que siempre acaba siendo devuelto por la familia acogedora de turno. Su difícil comportamiento, las motivaciones confusas de la familia y las concepciones esquemáticas de los agentes de la administración hacen que el fracaso del acogimiento parezca inevitable.

La película plantea temas como que una adopción problemática pone de manifiesto los problemas latentes en la pareja. Esto indica una verdad -apunta Juan Orellana– a menudo olvidada: el acogimiento y la adopción deben ser frutos de una sobreabundancia antes que de una carencia, aunque objetivamente responda a una necesidad real, como es el deseo de tener hijos.

(327)

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons