Home Opinión Advocaciones Marianas Advocaciones Marianas: La Inmaculada Concepción

Advocaciones Marianas: La Inmaculada Concepción

Advocaciones Marianas: La Inmaculada Concepción
82
0

El dogma de la Inmaculada Concepción también conocido como, de la Purísima Concepción, es una creencia del catolicismo que sostiene que María, madre de Jesús, no fue alcanzada por el pecado original. No en vano inmaculada significa sin mancha, sin mácula.

Este dogma no debe confundirse con la doctrina de la maternidad virginal de María, que sostiene que Jesús fue concebido sin intervención de varón y que María permaneció virgen antes, durante y después del parto. Al desarrollar esta doctrina la Iglesia contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo y sostiene que Dios preservó a María de todo pecado y, aun mas, libre de toda mancha o efecto del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a la que iba a ser la madre de Jesús, que es también Dios.

La expresión “llena de gracia”

La doctrina reafirma con la expresión “llena de gracia” contenida en el saludo al arcángel Gabriel y recogida en la oración del Ave María, este aspecto de ser libre de pecado por la gracia de Dios. La Inmaculada Concepción se conmemora en España el día ocho de diciembre cuando es fiesta nacional en todo el territorio español, o, al menos, en la mayoría de sus provincias.
Pero la festividad no solo conmemora el misterio de la concepción de la Virgen María sino que, asimismo, tiene su origen en el milagro de Empel, un suceso acaecido el 7/8 de Diciembre de 1585, a raíz del cual la Inmaculada Concepción fue proclamada patrona de los Tercios Españoles y de la actual Infantería Española.

Se atribuye al poder milagroso de la virgen al hecho de que los tercios españoles ganaran la batalla de Empel en Flandes durante la guerra de los ochenta años entre flamencos y españoles. Durante esa época los españoles dominaban el territorio de Flandes (lo que hoy día correspondería a Bélgica y Holanda) debido al enlace matrimonial de la familia real española con los Habsburgo.

“Hazme digno de alabarte virgen sagrada”

Sin embargo, las gentes de estos territorios, capitaneados por la familia Orange- Nassau, buscaban a toda costa la independencia del Imperio español que originó guerras y conflictos durante casi cien años. En la batalla de Empel los tercios españoles vencieron a los flamencos por intercesión de la Virgen de la Inmaculada. El camino para la definición dogmática de la concepción inmaculada de María fue trazado por el franciscano Denis Scotto. Se dice que al encontrarse frente a una estatua de la Virgen hizo esta petición: “dignare me laudare te virgo sacrata” , en español: “hazme digno de alabarte virgen sagrada”.

En 1483, su devoción fue compartida por toda la Iglesia de Occidente gracias al Papa Sixto IV. El ocho de diciembre de 1854 fue refrendado en forma de bula papal: Ineffabilis Deus por el Papa Pio IX de la siguiente manera: “Declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús, salvador del género humano. Está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles.”

María es la llena de gracia, del griego ke, charitomene, que significa una particular abundancia de gracia, un estado sobrenatural en el que el alma esta unida con el mismo Dios. Es: “la mujer esperada” en el evangelio apócrifo: “Libro de Santiago”, enemistada con la serpiente porque está “llena de gracia”.

Las devociones a la Inmaculada Virgen maría son numerosas y entre sus devotos destacan santos como San Francisco de Asís y San Agustín.

(82)

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons