Home VIDEOS Oración Oración a San Maximiliano Kolbe. Conoce su vida

Oración a San Maximiliano Kolbe. Conoce su vida

Oración a San Maximiliano Kolbe. Conoce su vida
121
0

San Maximiliano Kolbe! Fiel seguidor de San Francisco de Asís,que encendido en el amor de Dios has pasado tu vida en la asidua práctica de las virtudes heroicas y en las santas obras del apostolado, vuelve tu mirada a nosotros, tus devotos, que confiamos en tu intercesión.

Tu que, irradiado por la luz de la Virgen Inmaculada, llevaste innumerables almas hacia los ideales de santidad, llamándolas a toda forma de apostolado para el triunfo del bien y la propagación del Reino de Dios, danos la luz y la fuerza para obrar el bien atrayendo muchas almas al amor de Cristo.

Tu que, en perfecta imitación del divino Salvador, has alcanzado tan alto grado de caridad para ofrecer, en sublime testimonio de amor, tu vida para salvar aquella de un hermano prisionero, intercede ante el Señor por la gracia que confiadamente te pedimos:

(Mencionar aquí la gracia que se desea alcanzar)

Y, animados por el mismo ardor de caridad, podamos también nosotros con la fe y las obras, dar testimonio de Cristo ante nuestros hermanos, para alcanzar junto a ti, la posesión beatificante de Dios
en la luz de la gloria eterna.

Amén.

Biografía

Maksymilian Maria Kolbe, en español San Maximiliano Kolbe, fue un religioso franciscano asesinados por nazis en el campo de concentración Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial. Fue un gran propagador de la devoción al Inmaculado Corazón de María. Esta es la vida del santo del día 14 de agosto:

Maximiliano Kolbe nació el 7 de enero del 1894 en Zdunska-Wola, Polonia. Sus padres eran buenos cristianos. Su nombre de bautismo fue Raimundo. La familia tuvo 5 hijos, pero 2 de ellos murieron muy pequeños.

A causa de los problemas económicos de la familia, solo el hijo mas grande pudo frecuentar la escuela, mientras Raimundo buscó de aprender algo a través de un sacerdote y el farmacéutico del pueblo.

En la zona austriaca de establecieron los franciscanos, los cuales conocieron a los Kolbe y propusieron a los padres de acoger en en su colegio a 2 hermanos mas grandes.

El 9 de julio del 1908 los jóvenes Kolbe decidieron entrar al convento. El hermano más grande llamado Julio fue con los terciarios franciscanos de Cracóvia, pero murió asesinado. No se sabe bien si fue por los alemanes o los rusos. Pero la causa fue por su patriotismo.

La madre de Kolbe se volvió luego franciscana. También el tercer hijo, José, que después de estar con los benedictinos entro con los franciscanos.

Otro hermano llamado Francisco pasó por el noviciado franciscano, pero salió para dedicarse a la carrera militar haciendo parte de la primera guerra mundial. Desapareció en un campo de concentración.

Vida y obra religiosa

Raimundo que le cambiaron el nombre a Maximiliano, fue enviado a Roma, donde se quedó por 6 años. Se graduó en filosofía en la universidad Gregoriana y en teología en el Colegio Serafico.

Fue ordenado sacerdote el 28 de abril del 1918. En su tiempo en Roma, tuvo problemas de salud que lo acompañaran por el resto de su vida. Una vez jugando en un campo le empezó a salir sangre por la boca.

Fundó con permiso de superiores la Milicia de la Inmaculada, que era una asociación religiosa para la conversación de todos los hombres por medio de María. Veamos lo delicado que era ese tiempo. Estaba por estallar una segunda guerra mundial.

Ya vuelto a Cracóvia, como estaba muy mal de salud, no podía enseñar ni predicar. Por eso se dedicó a la devoción mariana a través de la Milicia de la Inmaculada, creada por él, haciendola crecer.

En Grodno, a unos 600km de Cracóvia, se mudó y puso una oficina para publicar el diario de la asociación. En Vasovia con la donación de un terreno por parte de un conde, fundó la llamada “Niepokalanow”, la ‘Cuidad de Maria’.

La mejora de esta asociación mariana fue algo milagrosa. Pasaron de usar cabañas a un edificio, de maquinas estanpantes viajas a modernas, de pocos operadores a 762 religiosos. El periódico creció mucho.

Fue a Japón a promover su movimiento mariano, donde fundó la Ciudad de María en Nagasaki, el 24 dde mayo del 1930. En esta ciudad se refugiaron los huérfanos de Nagasaki después de la explosión de la primera bomba atómica.

Camino y final a Auschwitz

Volvió a Polonia para curarse de su enfermedad. Pero la segunda guerra mundial estaba por estalalr y el padre Kolbe predecía su fin y el de su obra. Después de la invasión del 1 septiembre de 1939 los nazis ordenaron hacer fin a la Ciudad de María. Muchos de los sacerdotes se fueron de misiones por el mundo y solo quedaron 40 allí. Estos transformaron la ‘Cuidad’ en un lugar de acogida para los heridos y enfermos.

El 19 de septiembre del 1939 los nazis se llevaron a el padre Kolbe y otros 3 frailes a un campo de concentración. Pero fueron raramente liberados el 8 de diciembre y volvieron a Niepokalanow, donde volvieron a sus actividades de asistencia a 3500 refugiados, de los cuales 1500 eran judíos. Pero esto duro por un par de meses.

Los refugiados escaparon o fueron capturados. San Maximiliano Kolbe llegó hasta negar tomar la ciudadanía alemana por el origen de su apellido Kolbe. Con ella podría salvarse. Entonces el 17 de febrero del 1941 junto a 4 frailes fue tomado prisionero.

El 28 de mayo fue trasferido a Auschwitz, el campo más grande de exterminio nazi. Fue puesto con los judíos porque era sacerdote con el numero 16670. Trabajo fuertemente en los trabajos más humillantes como el de llevar cadáveres al crematorio.

A fines de julio de 1941 se fugó un preso del campo de concentración de Auschwitz. El sargento polaco Franciszek Gajowniczek, de 40 años de edad, uno de los prisioneros, narró así su experiencia de aquel verano de 1941:

Yo era un veterano en el campo de Auschwitz; tenía en mi brazo tatuado el número de inscripción: 5659. Una noche, al pasar los guardianes lista, uno de nuestros compañeros no respondió cuando leyeron su nombre. Se dio al punto la alarma: los oficiales del campo desplegaron todos los dispositivos de seguridad; salieron patrullas por los alrededores. Aquella noche nos fuimos angustiados a nuestros barracones.

Los dos mil internados en nuestro pabellón sabíamos que nuestra alternativa era bien trágica; si no lograban dar con el escapado, acabarían con diez de nosotros. A la mañana siguiente nos hicieron formar a todos los dos mil y nos tuvieron en posición de firmes desde las primeras horas hasta el mediodía. Nuestros cuerpos estaban debilitados al máximo por el trabajo y la escasísima alimentación.

Muchos del grupo caían exánimes bajo aquel sol implacable. Hacia las tres nos dieron algo de comer y volvimos a la posición de firmes hasta la noche. El coronel Karl Fritzsch volvió a pasar lista y anunció que diez de nosotros seríamos ajusticiados.

A la mañana siguiente, Gajowniczek fue uno de los diez elegidos por el coronel de las SS Karl Fritzsch para ser ajusticiados en represalia por el escapado. Cuando Franciszek salió de su fila, después de haber sido señalado por el coronel, musitó estas palabras: «Pobre esposa mía; pobres hijos míos». Maximiliano Kolbe, afectado por una tuberculosis desde bastante antes, estaba cerca y lo oyó. Enseguida, dio un paso adelante y le dijo al coronel: «Soy un sacerdote católico polaco, estoy ya viejo. Querría ocupar el puesto de ese hombre que tiene esposa e hijos». El oficial nazi, aunque irritado, finalmente aceptó su ofrecimiento y Maximiliano Kolbe, que tenía entonces 47 años, fue puesto, junto con otros nueve prisioneros, en ayuno obligado para que muriera. Los diez condenados fueron recluidos en una celda subterránea el 31 de julio de 1941.

Pero como —tras padecer tres semanas de hambre extrema— el 14 de agosto de 1941 aún sobrevivía junto a otros tres condenados y los oficiales a cargo del campo querían dar otro destino a la celda, Kolbe y sus tres compañeros de celda fueron asesinados administrándoles una inyección de fenol. Los cuerpos fueron incinerados en el crematorio del campo.6 7 Incluso en prisión y también en la celda de hambre, celebró, mientras pudo, todos los días la Santa Misa, distribuyendo la Comunión a otros prisioneros: el pan dado a los prisioneros era ácimo (sin levadura), utilizado muchas veces para la Eucaristía; guardianes que simpatizaban con él le hacían llegar el vino.

En agosto de 1945, en el final de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Nagasaki, donde Kolbe tenía una de sus imprentas, fue destruida por la bomba atómica. Todos los trabajadores fallecieron más tarde; la imprenta quedó incólume.

En 1973 Paulo VI lo beatifica y en 1982 San Juan Pablo Segundo lo canoniza como Mártir de la Caridad. Gajowniczek, por quien dio su vida, pudo asistir a la beatificación y canonización de San Maximiliano. El sargento polaco falleció en 1995, a los 94 años de edad.

El santo del dia 14 de agosto es patrón del Siglo XX, contra la drogadicción, de las familias y de los radioaficionados.

(121)

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons