Home NOTICIAS Así va quedando la Capilla Sixtina mexicana
Así va quedando la Capilla Sixtina mexicana

Así va quedando la Capilla Sixtina mexicana

18
0

(Gaudium Press) Ya son 17 años los que lleva trabajando Miguel Francisco Macías, diseñador gráfico de 71 años, recreando la gran obra de la Capilla Sixtina en la parroquia del Perpetuo Socorro, situada en la colonia Moctezuma en Ciudad de México. La monumental obra ya casi está terminada, solo resta lograr rentar un andamio que le permita colocar los dos lienzos que faltan en la bóveda del templo.

El artista, habló con Desde la Fe, medio de comunicación de la Arquidiócesis de México, sobre por qué decidió evocar la gran obra del pintor italiano Miguel ángel en la iglesia mexicana, tras visitar el Vaticano en 1999: “Sin proponérmelo, cuando entré a la Capilla Sixtina tuve la sensación de que la bóveda de medio cañón tenía mucha similitud con la bóveda de la iglesia de mi colonia, así que mentalmente comencé a medir para hacer comparaciones; movido por esa curiosidad empecé a hacer cálculos mediante pasos de aproximadamente un metro; fue así que logré suponer el ancho y largo de aquella capilla. Cuando regresé a la Ciudad de México, hice lo mismo en mi parroquia, y pude confirmar que efectivamente ambas construcciones tenían dimensiones muy parecidas”.

Tras regresar del viaje, Macías decidió contarle la idea al entonces párroco, el Padre Agapito Lujano Mora, quien mostró gran interés por la iniciativa. De ahí el pintor mexicano se puso en la tarea de conseguir recursos para sacar adelante el proyecto que comenzó el 15 de julio de 2002 con ayuda de los vecinos, de los fieles de la parroquia, y también con recursos propios. “No llevo cuenta exacta de cuánto ha sido lo invertido, pero ha sido mucho”, indicó al medio de comunicación arquidiocesano.

Algo que ha llamado la atención de la Capilla Sixtina mexicana ha sido la técnica que Macías ha utilizado, muy diferente a la que usó el pintor italiano en el Vaticano. El mexicano ha pintado lienzos de 15 por 3 metros en acrílico, que han sido colocados en el techo uno por uno.

“De haberlos pintado directamente en el techo, lo hubiera tenido que hacer subido en andamios, agachado o acostado todo el tiempo; hubiera sido más costoso e imposible”, explicó.

Comentó que muy diferente a Miguel Ángel, quien contó con ayuda para la obra -por eso tardo cuatro años en culminar la Capilla Sixtina-, el cuenta con poca, de ahí que lleve más de una década trabajando en este proyecto.

“A diferencia de él, yo lo he hecho con muy poca ayuda; actualmente son dos ayudantes los que tengo, y lo hacen sólo por el gusto de colaborar: una joven que se traslada desde Ecatepec, y un señor que viene de Cuernavaca los viernes; así ha sido desde hace 17 años, tiempo en el que he visto pasar a tres párrocos”, señaló.

Pero ya falta poco, y espera muy pronto conseguir el andamio con el que podrá colocar pronto los dos lienzos que le quedan para completar toda la obra. Espera entregar todo el proyecto en el mes de noviembre.

Con información de SIAME.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org

(18)

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Simple Share Buttons
Simple Share Buttons